Elejías latinas de la viruela (Abate Molina)



Año: 1761




"Una prodigiosa enfermedad, salida de las cavernas de la Estigia, me invadió el cuerpo, sin tener compasión conmigo. Primero la cabeza, luego el resto de los miembros, advierten los síntomas del mal que se avecina. El estómago, inseguro, se retuerce en vómitos frecuentes: no puede relajarse, no logra descanso alguno. Los ojos se oscurecen, pues ven caer la luz y la casa en que entramos semeja estar distante. La lengua se reseca, los labios se entorpecen. El calor la espalda abrasa: no tolera el ardor. Vacila la piel y el cuerpo apenas se mueve débilmente. Agrada el agua y luego desagrada; alimentos cocidos son resistidos: las vísceras los piden y pronto los vomitan. Furiosa fiebre oprime el vientre, generando triste miedo por doquier. Se esfuma el gusto, la apetencia de los manjares, lo que antes daba agrado ahora perjudica."

(Fragmento)





Memoria Chilena

El abate Juan Ignacio Molina escribió, durante su juventud, gran cantidad de poemas muchos de los cuales se encuentran desaparecidos hasta hoy. Entre éstos, la gran mayoría escritos según los criterios de la poseía clásica latina, se encuentran una Elegía Autobiográfica y una Elegía de la viruela, ambas fechadas aproximadamente en 1761.